Hauscare Service | 6 consejos para mantener tu segunda vivienda durante el año
605
post-template-default,single,single-post,postid-605,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

6 consejos para mantener tu segunda vivienda durante el año

6 consejos para mantener tu segunda vivienda durante el año

  • Mantener una segunda vivienda requiere voluntad y dedicación. Si quieres que la tuya esté perfecta las próximas vacaciones, te sugerimos seguir estos consejos.
    El otoño y el invierno son las épocas del año en las que menos uso se da a las segundas residencias. Tener cerrada durante tanto tiempo una casa puede ser muy perjudicial. Por eso es importante que, aunque no se vaya a utilizar la propiedad durante una temporada, se sigan conservando unas pautas de mantenimiento para que no se acuse ese desuso en el futuro. Estos son los principales consejos a seguir para mantener una segunda vivienda durante todo el año:
  • Evita la humedad: Uno de los principales problemas de tener una casa cerrada durante mucho tiempo es la aparición de humedad. Las manchas en las paredes o simplemente el olor que desprenden pueden ser muy difíciles de eliminar si no se hace a tiempo. Para ello, recomendamos ventilar la vivienda cada cierto tiempo y así renovar el aire. También es aconsejable lavar los textiles del inmueble como cortinas, alfombras o sábanas, ya que son objetos que tienden a absorber la humedad y, en la mayoría de ocasiones, son estos los que desprenden ese olor tan característico. Por último, nunca está demás colocar en los armarios bolsitas antihumedad para evitar que la ropa se impregne de dicho hedor.
  • Instala un sistema de seguridad: Otra preocupación que suelen tener los propietarios de una residencia vacacional es la relativa a los robos. A nadie se le escapa que las viviendas que permanecen cerradas durante mucho tiempo son una tentación para muchos ladrones. Así que, si en tu casa de vacaciones tienes objetos valiosos, es recomendable que contrates un sistema de seguridad para evitar estas desagradables sorpresas. Las alarmas y cámaras de vigilancia te aportarán esa dosis extra de seguridad para estar tranquilo durante todo el año. Si todavía no tienes una segunda vivienda pero estás pensando en comprar un apartamento de vacaciones, te aconsejamos que busques uno que ya disponga de sistema de vigilancia o guardia de seguridad.

  • Contrata un seguro de segunda residencia: En relación al punto anterior, es recomendable que, al igual que haces con tu hogar habitual, contrates un seguro que proteja tu casa de vacaciones. Hurtos, daños meteorológicos, incendios… Los servicios de las aseguradoras suponen un gasto anual bastante importante, pero te protegerán ante daños como los mencionados anteriormente. Solicita presupuesto a distintas compañías de seguros y escoge aquel que más te interese fijándote no solo en el precio, sino también en los servicios que cubre, ya que de nada sirve pagar poco si a la hora de la verdad no te socorre en situaciones complicadas.
  • Reduce los gastos energéticos: Según un reciente estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), mantener una segunda residencia cuesta a los propietarios una media de 1.800 euros anuales. Tal y como se detalla en este estudio, el gasto de electricidad es el que se lleva la mayor parte de este presupuesto, pero existen unos pequeños trucos para reducir el consumo energético. Sencillas acciones como desenchufar todos lo electrodomésticos para eliminar el stand by, cambiar la iluminación de la vivienda por bombillas de bajo consumo o comprar aparatos eléctricos de clase energética alta te puede ahorrar cientos de euros al año.
  • Limpia de manera regular: La mejor forma de mantener una vivienda en buenas condiciones es recurriendo a la limpieza. Aunque la casa vaya a estar mucho tiempo sin ser habitada, no es recomendable que pasen más de cuatro meses sin someterla a una limpieza general. Con ello se evitan los malos olores, la aparición de insectos o plagas, el exceso de polvo y el deterioro de muebles y demás instalaciones del inmueble. Si tu casa de vacaciones se encuentra lejos de donde vives, lo mejor es que contrates los servicios de una empresa de limpieza que se encargue de mantener la propiedad aseada. Eso sí, asegurate de que sean de confianza, ya que tendrás que facilitarles una llave de tu hogar.

  • Realiza una revisión anual: Al margen de todos los consejos anteriores, lo más aconsejable es que una vez al año hagas una revisión general a toda la vivienda. De esta manera conseguirás detectar pequeños imperfectos y arreglarlos a tiempo. Realizar periódicamente estas revisiones evitará que en un futuro se acumulen averías como puertas que no cierran, persianas que no suben o bombillas fundidas. Hay empresas que se dedican única y exclusivamente al mantenimiento de inmuebles y te podemos garantizar que no hay dinero mejor invertido que ese. Así conseguirás prolongar la vida de muchos de los elementos y aparatos de tu residencia y te ahorrarás elevados gastos en reparaciones.
  • Rentabilizar la vivienda: Otra alternativa que te permitirá obtener unos ingresos extra y, al mismo tiempo, tener la casa cuidada es alquilarla. En Grupo Esmeralda contamos con un servicio en el que, a través de Unitursa, nuestra empresa de alquiler de apartamentos en Calpe, podrás arrendar tu inmueble durante los periodos en los que no lo utilices. Todo ello sin ningún esfuerzo por tu parte, ya que será Unitursa quien se encargue de buscar a los inquilinos mediante sus conexiones con los principales tour-operadores europeos.
No Comments

Post A Comment